ascuita

miércoles, 31 de agosto de 2011

garzas

estos últimos días, cuando a eso de las siete (de la mañana, of course) o poco mas, sonaba el despertador, nos íbamos con mary pili (no es una rubia despampanante que me tenga el seso sorbido, sino una/mi pastor alemán, que sí me lo tiene) al pantano. en lo que hasta hace unas semanas era parte de su fondo encontrábamos a un grupo de garzas. una visita, diaria, de cortesía previa a un buen almuerzo. ahora, a ver que le digo en unas horas cuando en lugar de este placentero paseo le de una vuelta rápida y le diga que hay que volver a trabajar.


garzas. arguis. agosto 2011.

4 comentarios:

surfer calavera dijo...

Las siete!!! no se si las veré...

jesus dijo...

si vivimos a cien metros en un pueblo de cuatro gatos y nos vemos cada mil años no me extrañaría que no veas a las garzas que para eso te tienes que bajar al pantano :-). si no nos vemos antes echamos unas cervezas el dia 10 en luq de bearn (se pasara lista).

Miazuldemar dijo...

¡Qué de cuantas! Me sorprendió a mí verlas en Londres como fauna de parque de ciudad, junto con patos y cisnes. Aquí sería impensable, al menos en Madrid.

jesus dijo...

por aqui los cucos de los parques suelen ser objetivos de gamberros nocturnos en plan gracia, asi que mejor para las garzas el evitarlos.
ayer noche me comentaron que por el pantano hay ahora una tortuga de tamaño medio/grande. esa gracia de echar en cualquier sitio un bicho que ha dejado de hacer gracia y molesta en casa. a ver si hay suerte y la veo alguna de estas mañana cuando salgo de paseo con el perro